Trabajar sin contrato de trabajo escrito y sin alta en la Seguridad Social es lo mismo que trabajar con contrato de trabajo verbal, ya que se está prestando un servicio a cambio de un salario, sea en dinero o en especie, por lo tanto siempre hay un contrato cuando se trabaja.

Este contrato de trabajo verbal tiene la misma validez que el contrato por escrito, no obstante, estar sin alta en la Seguridad Social implica la existencia de contrato de trabajo con carácter indefinido a jornada completa (salvo que el empresario pudiera probar el carácter temporal o se desprendiera de la propia naturaleza de las actividades o de los servicios contratados)

Por todo ello, para probar que tienes un contrato laboral aunque no figure por escrito tendrás que probar que efectivamente realizas ese trabajo, por ejemplo con fotos videos, testigos o cualquier otro medio de prueba, y si para el caso de no poder demostrarlo podrías poner una denuncia ante la Inspección de Trabajo. Un Inspector se personará en el lugar y horario que indiques en tu denuncia y pedirá identificación de todos los trabajadores y ordenará el alta en la Seguridad Social de todos aquellos que no la tuvieran. Si algún trabajador se negase a colaborar con el mismo, estos deberán ser identificados por el empresario y en caso de negarse nos encontraríamos ante un caso de falta muy grave de obstrucción de la labor inspectora, lo que conllevaría un posible sanción más alta.

En todo momento, podrás demandar ante el Juzgado de lo Social para conseguir el reconocimiento de tu relación laboral como indefinida a jornada completa, con el salario correspondiente según la categoría y tablas salariales actualizadas del convenio aplicable a la actividad de la empresa. Puedes demandar directamente si tienes pruebas suficientes de que trabajas en la empresa, sin necesidad de haber realizado denuncia previa ante la inspección de trabajo, e incluso si haber causado alta en la Seguridad Social.

Así mismo, no es necesario poner la demanda inmediatamente sino que es posible hacerlo después del despido y siempre que se tengan pruebas no solo de que se ha trabajado sino también desde que fecha se comenzó el trabajo.

Para el caso de que la relación laboral termine por dimisión o renuncia del trabajador, también es posible la demanda posterior, teniendo en cuenta lo expresado anteriormente respecto de la prueba, en este caso no habría derecho a indemnización pero sí que habría derecho a que la empresa pagara las cotizaciones a la Seguridad Social de los últimos 4 años, lo cual supondría aumentar tu vida laboral.

En cualquiera de las demandad se podría acumular una reclamación de cantidad en el caso de que lo cobrado fuera menos de lo establecido por convenio colectivo y categoría. Además del pago del finiquito en los conceptos que pudiera cobrar, aparte de la indemnización.

¿Tienes problemas laborales en que podamos ayudarte? Descarga nuestra app y cuéntanos tu caso. ¡Te ayudamos!

TU ABOGADO LABORAL LISTO PARA AYUDARTE